13 ene. 2014

Deambulando entre indeseables

tugurios entrañables
El amor duele por Keko

2 comentarios:

  1. Bueno aunque hable con indeseables, algunos no pueden ni eso.

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  2. Verdad, muchos pondrían un indeseable en su vida, que menos da una piedra.

    ResponderEliminar

Archivo del blog